si dejo la carrera de infantil puedo pasar a medicina

Si tienes ganas de saber de qué forma realizar un cambio de carrera lee este producto pausadamente…

Una pregunta que varios alumnos se hacen más que nada a lo largo del comienzo de los estudios universitarios es sobre el cambio de carrera.

Lo que mucho más nos cuesta: decirlo a nuestros progenitores

En ocasiones lo comprenden sin inconveniente ahora ocasiones no, pero somos mayores y la resolución es nuestra. De ahí que, antes de decir nada en el hogar, lo destacado es haber consultado ahora todos y cada uno de los trámites y tener claro de qué manera cambiaremos de carrera. De este modo no parecerá una resolución impetuosa ni infantil y no van a tener temor (bastante) que dejemos los estudios.

Es esencial percibir y sopesar lo que nos tienen que decir y si observamos que la charla comienza a enfadarnos, lo destacado es aplazarla y jurar meditar en lo que nos están diciendo. Tras sopesar, tenemos la posibilidad de regresar a la carga con nuevos razonamientos.

¿De qué forma ser capaz para estudiar Medicina?

Si te cuestiones ¿debo ser capaz para estudiar Medicina? Probablemente solo estés pensando en tu aptitud para comprender temas complejos. No obstante, una parte de la contrariedad de esta carrera va alén de eso; hablamos de balancear las horas de estudios, las prácticas expertos y tanta compromiso junta.

Por esa razón para estudiar Medicina asimismo se necesita mucha educación sensible. En algún punto de la carrera, no va a ser bastante con recordar conceptos, en tanto que vas a deber tratar con personas reales y vivas, las que reaccionan de manera impredecible frente cualquier situación de salud; deberás desarrollar capacidades sociales para tratar con cada caso y pacientes de manera diferente.

Histología: tu cuerpo como jamás lo habías visto

Conforme avanzamos en el top de las materias mucho más bien difíciles de medicina, probablemente aprecies que la exigencia no reduce. No obstante, con la histología, sucede un caso interesante pues, en un inicio, no se considera abiertamente como parte primordial del pensum. No obstante, no ya no es esencial ni muchísimo menos trascendental.

Por si acaso no lo sabías, la histología se mancha en el estudio directo de los tejidos del organismo. En esencia, las superficies ajenas, internas y mucosas del cuerpo están dotadas por un género de tapiz especializado, por de esta manera decirlo. Realizando gala de esta cátedra, va a aprender sobre su composición, composición y accionar de sus células.

5 elecciones para entrar al nivel de Medicina (pese a la nota)

  1. Matricúlate en otra carrera de Ciencias de la Salud.

    médica

    Si ve bien difícil el ingreso a Medicina, puede comenzar un nivel con una nota de ingreso mucho más baja. Procure que sea de un campo próximo (por servirnos de un ejemplo, Enfermería, Fisioterapia o Psicología), en tanto que de este modo va a poder convalidar múltiples materias. Una vez terminado el curso, vas a tener 2 opciones: soliciar el traslado de expediente o regresar a efectuar la preinscripción progresando la parte concreta de las PAU.

  2. Estudia Medicina en una facultad privada. Decantarse por una Facultad privada tiene virtudes y también problemas. Por una parte, no tienes que inquietarte por la nota de corte (¡ingreso asegurado!); por otro, el valor de la matrícula va a ser considerablemente más alto. Caso de que no logre invertir tanto dinero en sus estudios, le aconsejamos que tramite el traslado de expediente una vez finalizado el primer año.
  3. Ingresa al nivel a través de un período formativo. Si tu experiencia con el Bachillerato y las PAU no fué exitosa, plantéate esta opción alternativa. Asimismo puede entrar a la carrera mediante un período formativo de nivel superior. Tu nota de ingreso va a ser la media de tu expediente académico en FP. Eso sí, deberás dedicar otros un par de años a lograr tu propósito.
  4. Cursa la carrera en el extranjero. ¿Piensas que en España no gozarás de las ocasiones que esperas? ¡Ya que prueba suerte en el extranjero y regresa para llevar a cabo el MIR! Sea como fuere, antes de seleccionar destino, cerciórate de que la titulación que escojas es homologable en el país donde deseas ejercer.
  5. Prepárate las PAU nuevamente. ¿Y tomarte un año sabatino? Un paro puede venir de perlas para regresar a elaborar las PAU con las fuerzas renovadas. ¡A todas y cada una!

Deja un comentario