revista andaluza de medicina del deporte 8 2 79-85

El día de hoy vamos a hablar del grupo de músculos mucho más deseados por todas y cada una la gente que comienzan a efectuar ejercicio e inclusive hace un tiempo que lo practican, los abdominales o generalmente populares como “six-paquete”. La conocida “tablilla de chocolate” en la actualidad es uno de los más importantes cánones de hermosura que hay, esto hace que todo el planeta los trabaje pero… ¿Lo haces bien?

Primero, pongámonos en situación, el abdomen es un músculo entre otros muchos que conforman el Core. Siguiendo a Kibler (2006), el Core es un término servible, o sea, no es un músculo en sí, sino hace referencia al grupo de músculos que están en nuestra zona abdominal, parte baja y media de la espalda y cadera.

¿De qué forma puede asistir el entrenamiento del core a la optimización del desempeño?

Si tomamos en cuenta que 2 terceras unas partes de la masa corporal se concentran en el leño, semeja lógico meditar que un conveniente control de la posición y movimientos resultará un aspecto esencial en el cuidado del equilibrio y optimización del movimiento .

Algunos autores afirman que es viable progresar el desempeño deportivo a través del entrenamiento del core. Esta afirmación se apoya en que los músculos del core resultan ser una sección central en las cadenas musculares implicadas en la mayor parte de acciones deportivas. Como ahora comentamos en otras entradas, la activación de los músculos del core debe preceder a la de los músculos de las extremidades con la meta de hacer una base permanente para el movimiento. La optimización de estos músculos va a suponer una optimización en la transmisión de fuerzas creadas por las extremidades hacia el leño y al reves. Por contra, una perturbación en un punto de la cadena va a suponer una disminución en la generación de la fuerza o su eficacia, con la consiguiente disminución en el desempeño.

Provecho:

En las ventajas del entrenamiento del core en running resaltamos:

  • – Aumento de la seguridad del leño en frente de los probables.
  • – Mayor seguridad en la columna para recibir la transmisión de fuerza ascendiente que viene de los impactos.
  • – Mejor situación que evite la fatiga muscular lumbar.
  • – Optimización la técnica prestando asistencia a supervisar la pelvis en una situación adecuada.
  • – Incrementa el desempeño deportivo.
  • – Prevención de lesiones a nivel lumbar.

Deja un comentario