relacion funciones psiquicas de corazon y higado en medicina chian

La medicina clásica china es complicada y con una extensa mezcla de elementos físicos y metafísicos, puntos orgánicos y espirituales, entendimientos, supercherías y teorías amontonados durante por lo menos 3.000 años. Un punto esencial es el Tao, el sendero recto que marca la estabilidad entre el ying y el yang. El yin es pasivo, despacio, relajado, frío, introvertido y femenino al paso que el yang es activo, duro, ardiente, extrovertido y masculino. La parte de arriba del cuerpo y la espalda se asignan al yang, al tiempo que el abdomen es yin. Estos 2 puntos contradictorios se asocian de manera equilibrada a las funcionalidades anatómicos normales y, en el momento en que se desajustan, a los síntomas de la patología. La patología, que se refleja en un desequilibrio entre el yin y el yang, puede estar ocasionada por diablos y otros agentes místicos.

Al revés que la medicina occidental, la medicina oriental presta poco interés a los órganos, a la anatomía y se fundamenta mucho más en funcionalidades: digestión, respiración, cuidado de la temperatura, envejecimiento, etcétera. Los médicos chinos de la antigüedad tomaban diferentes pulsos (para proseguir los flujos de energía en los meridianos), inspeccionaban la lengua, la piel y los ojos y miraban una secuencia de hábitos del tolerante como reposar o comer o la existencia de fiebre. No hacían disecciones ya que por fundamentos culturales, religiosos y legales se encontraba contraindicado y era visto como una mutilación. Por consiguiente, las doctrinas médicas se fundamentaban en una elucubración filosófica sobre la relación entre la patología y la salud, la naturaleza y la cosmogonía y de qué manera establecer nuevamente los equilibrios y no había un conocimiento detallado del sistema inquieto ni de ningún otro sistema orgánico.

Anatomía y fisiología: composición y función

El hígado es tal que ocupa toda la parte de arriba derecha de la cavidad abdominal, extendiéndose en parte hacia el lado izquierdo. Se comunica con la vesícula biliar (que guarda la bilis) y con el duodeno (la primera porción del intestino angosto) a través de los conductos hepático y biliar común. El hígado es el enorme laboratorio del cuerpo humano. Como observaremos mucho más abajo, millones de reacciones químicas suceden cada día: facilitando la digestión, balanceando la acidez, absorbiendo vitaminas, metabolizando colesterol o desintoxicando el cuerpo. De ahí que la relevancia de sostenerlo en perfectas condiciones, puesto que su mal desempeño repercute en todo el organismo. No obstante, hablamos de un órgano bastante deteriorado por un lado esencial de la población hoy día.

El hígado se hace cargo de:

“EL MIEDO DESDE LA MEDICINA CHINA”

Las conmuevas en Medicina Clásico China son fundamentales, a mi juicio indispensables en la hora de apreciar nuestro cuerpo. En esta especialidad se piensan 7 conmuevas primordiales, cada una socia a un órgano:

Deja un comentario