que medicina puedo tomar para la gripe si estoy embarazada

A lo largo del embarazo se genera una bajada de defensas. Infecciones banales tienen la posibilidad de ser graves a lo largo del embarazo. Ya conoces que en Clínica Millet aconsejamos que te vacunas contra la gripe si andas embarazada, en la temporada de máximo peligro (octubre a marzo). Las vacunas se gestionan en la mayoría de los casos en los centros de salud. Son completamente seguras. Esta recomendación se aplica cualquier ocasión del embarazo aun en el primer período de tres meses.

Si te resulta interesante saber qué pensamos de las vacunas a lo largo del embarazo, haz click en este hipervínculo.

En el momento en que vea a su doctor

Es esencial que llame a su médico si sus síntomas están ocasionando que deje de comer o reposar, o si persisten durante más de unos cuantos días sin prosperar . Asimismo es esencial que consulte a su médico si lleva a cabo una fiebre de 102° f o mayor. Finalmente, si usted empieza a toser mucosidad decolorida o si la tos se acompaña de mal en el pecho y/o sibilancia en el pecho, asegúrese de llamar a su médico. Posiblemente deba prescribir un antibiótico para remover la infección.

La tos ferina es una infección infecciosa que se identifica por una tos, excesiva y beligerante seguida de una respiración que hace un sonido que llama. El Centro para el Control y la Prevención de Patologías sugiere en este momento que todas y cada una de las mujeres embarazadas reciban la vacuna Tdap a lo largo de todos sus embarazos, preferentemente entre las semana 27 a la 36 del embarazo. Esto asegurará que la protección contra la tos ferina sea transmitida al bebé a lo largo de los 2 primeros meses tras el nacimiento. Ya que su hijo no va a recibir la primera vacuna de la tos ferina hasta el momento en que tengan 2 meses, logrando esta vacuna mientras que está embarazado asegurará que su niño sea protegido hasta el momento. Aprenda mucho más sobre las vacunas a lo largo del embarazo. Referencias: Yankowitz, Jerome. (2008). Drugs en Pregnancy en Gibbs, Ronald S., Karlan, Beth Y., & Haney, Arthur F., & Nygaard, Ingrid Y también. (Eds.), Danforth’s Obstetrics and Gynecology, diez. edición (126). Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins. (1994). The First Trimester: First 12 weeks in Johnson, Robert V. (Ed.), Mayo Clinic Complete Book of Pregnancy & Baby’s First Year (136). Novedosa York, NY: William Morrow and Company, Inc. (2004). Commons concernos y cuestiones de pregnancy en Harms, Roger W. (Ed.), Mayo Clinic Guide en Healthy Pregnancy (432-3). New York, NY: HarperCollins Publishers Inc. Mayo Clinic Staff. (2013, Mar. 19). Whooping Cough. (2014, June 11). Pregnancy and Whooping Cough.

Medidas y régimen que asisten a la embarazada

Si pese a todas y cada una de las cautelas has cogido un resfriado o una gripe, aparte de tomar paracetamol en las dosis que el médico te haya correcto, puedes llevar a cabo múltiples cosas para batallar los síntomas: La mejor medida es reposar lo mucho más viable y sostenerse hidratada. Asimismo puedes continuar estas sugerencias para calmar los síntomas (ten presente que estos van a depender de los síntomas que presentes): • Para el mal de garganta y la tos, prepara una bebida con agua ardiente, miel y limón. • Si tiene fiebre o malestar general, puede tomar la dosis sugerida de paracetamol, que se puede consumir a lo largo del embarazo. Para estar mucho más segura, solicitud con tu médico a fin de que te indique la dosis y el tiempo conveniente que tienes que tomarla. • Emplea suero fisiológico en aerosol o agua marina nebulizada como descongestionante. • Bebe bastante líquido, singularmente si tienes fiebre, eludiendo de esta manera deshidratarte. • Más allá de que al comienzo no vas a tener ganas de comer, al llevarlo a cabo procura comer algo nutritivo como verduras y frutas de color verde, naranja y amarillo.

No es conveniente que adquieras medicamentos sin receta, sin preguntar antes con tu médico si son seguros a lo largo del embarazo. Varios no lo son, puesto que poseen substancias (como codeína, alcohol entre otros muchos) cuyos efectos no fueron probados a lo largo del embarazo y podrían perjudicar al avance y salud del bebé. Jamás tomes mucho más de la dosis sugerida, y si cabe, impide tomar cualquier fármaco a lo largo del primer período de tres meses, en el momento en que tu bebé desarrollandose es mucho más vulnerable.

Deja un comentario