pase de balon medicinal con torsion de tronco de pie

¡Aprende a sacar partido a este accesorio de la “vieja escuela” para prosperar tu entrenamiento!

Una pelota medicinal es una forma polivalente de cambiar, progresar y realizar mucho más eficiente el entrenamiento períodico en seco.

Fija objetivos realistas y progresivos en el momento de ponerte en forma

Ni el primero de los días, ni la primera semana, ni indudablemente el primer mes vas a hacer un maratón o levantarás 70 kg de cuajo. Para ponerte en forma y estar has de ser incesante y verdadera; ir punto por punto marcándote unos propósitos que consigas cumplir. Para esto, tienes que tener claros tus fortalezos y debilidades, o sea: si te cuesta bastante llevarte por la mañana, no puedes meditar que cada mañana vas a ser con la capacidad de ir al gimnasio a la primera hora. seguramente, en el momento en que comiences a ir al gimnasio, tus objetivos van a ser soportar 15 minutos corrientes o practicar deporte 3 días por semana. Quizás te semeja poco, pero esto es ya un paso esencial para comenzar a estar en forma.

Conforme comiences a integrar el gimnasio en tu día a día, deberás comenzar a meditar qué misiones tienes. ¿Deseas adelgazar? ¿Deseas acrecentar bastante muscular? ¿Deseas ganar resistencia? En el momento en que lo poseas claro y con el apoyo de un profesional como un entrenador/a personal, lograras comenzar a llevar a cabo lo preciso para llegar a donde te propongas.

Cerca del planeta con pelota

Este es un increíble ejercicio de hombro, para sus 3 cabezas, y además de esto te robustecerá los músculos del manguito rotador, que son causantes de normalizar el hombro.

Asimismo trabajarás la región media, en tanto que precisas normalizar el leño, gracias a la naturaleza del ejercicio.

Twist ruso

  1. Se sienta con las rodillas dobladas, con los pies apoyados en el piso, manteniendo la pelota medicinal enfrente de tu pecho.
  2. Inclínate hacia atrás en un ángulo de 45 grados.
  3. Sosteniendo la pelota en el pecho y la espalda recta, da un giro el torso hacia la derecha. Regresa al centro, después da un giro a la izquierda.
  4. Efectúa este ejercicio entre 8 y 12 reiteraciones por banda.
  1. Acércate boca arriba con las piernas extendidas hacia el techo y mantenga la pelota con los brazos extendidos sobre el pecho.
  2. Contrae tus abdominales mientras que levantas la cabeza y los hombros del piso, transporta la pelota hasta los dedos de los pies.
  3. Baja poco a poco la espalda para invertir el movimiento. Asegúrese de no forzar el cuello.
  4. Efectúa entre diez y 20 reiteraciones.

Deja un comentario