parte de la medicina que estudia el ano y esfinter

La médica Angelita Habr-Gama tiene tres aspectos de la personalidad recurrentes a los expertos de éxito: perseverancia, capacidad de trabajo y un optimismo contagioso. Al lado de estas características, un colosal talento en su especialidad, la cirugía del aparato digestivo, basta para despegar a Angelita de la lista de personas triunfantes y catapultarla a un nivel superior, entre aquéllas que crean y hacen escuela. Para llegar tan lejos fue precisa alguna osadía: ella fue la primera mujer habitante en cirugía general del Hospital de Clínicas de la Capacitad de Medicina de la Facultad de Sao Paulo, Brasil (FMUSP), en 1958, una temporada donde este era un reducto único de los hombres. Este acto vanguardista fue el primero de otros varios. Fue asimismo la primera mujer practicante de esta especialidad médica en el conservador y clásico Saint Mark’s Hospital de Inglaterra, en 1961; la primera maestra titular de cirugía del Departamento de Gastroenterología (FMUSP) y la encargada de que la coloproctología se transformara en una especialidad autónoma en 1995, en lugar de dejarla como una subespecialidad de las cirugías del aparato digestivo.

Angelita mejoró técnicas quirúrgicas y fue esencial en la estructuración, avance y avance de la coloproctología en Brasil. Fue ella, por poner un ejemplo, quien organizó el primer curso práctico y teorético de colonoscopia, el examen del interior del colon, sin desatender la clínica que tiene con su marido, el cirujano Joaquim José Gama Rodrigues, instructor titular en cirugía de la FAMUSP, con la que está casada desde 1964. Asimismo sostiene un pie en la investigación. Es participando desde la primera hora de los proyectos Genoma su laboratorio trabajó en el secuenciamiento de la bacteria Xylella latosa y ella prosigue haciendo un trabajo en el del Genoma Humano del Cáncer. En los últimos tiempos puso particular énfasis en la prevención del cáncer de intestino. Creó además de esto una organización para esto, la Asociación Brasileira de Prevención del Cáncer de Intestino, que fomenta acontecimientos en todo Brasil.

¿De qué forma sanar una las grietas anales son peligrosas?

¿De qué manera se habla la fisura anal? –

  • Régimen

¿Quién debe operarse?

Si la tolerante no llegó a la menopausia y tampoco tiene síntomas pero sí múltiples pólipos, o el pólipo medra, se aconseja extirparlo y no correr peligros. Si la tolerante llegó a la menopausia, se va a estudiar extirpar el pólipo, si bien no dé síntomas y sea pequeño, para eludir peligros de malignidad.

Un pólipo endometrial se extrae, así como dice la Dra. Cristina Braña, integrante del Servicio de Ginecología VOT, a través de histeroscopia, una cirugía menor, efectuada por vía vaginal, rápida y poco invasiva. Hablamos de una intervención quirúrgica que puede efectuarse de manera ambulatoria, en solicitud, sin quirófano ni ingreso hospitalario.

Deja un comentario