musica medicinal para el descanso y la recuperacion del organismo

Ryke Geerd Hamer es doctor en Medicina y en Física aparte de tener distintas especialidades médicas entre aquéllas que resaltan Pediatría, Psiquiatría, Medicina Interna y Radiología. Fué jefe del servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Oncológico de Munich y se encontraba considerado en Alemania una excelencia científica… hasta el día de hoy en que presentó las conclusiones de sus indagaciones. Estas habían empezado en 1978 tras padecer él mismo un cáncer de testículos tras la desaparición accidental de uno de sus hijos. Los puntos mucho más importantes se resumen en las próximas «5 leyes naturales de la Novedosa Medicina», consideradas leyes por cumplirse en todos los casos:

Ley de hierro. Todo cáncer empieza con un choque conflictual psicológico grave (desde el criterio subjetivo de quien lo padece), que te sujeta por sorpresa y que vives en soledad. Dicho de otra forma, si no padeces un enfrentamiento de este estilo, NO PUEDES TENER CÁNCER. Hay que decir asimismo que no todos y cada uno de los enfrentamientos sicológicos desarrollan naturalmente un trauma, pero comunmente sí actúa físicamente con apariencia de inconvenientes mucho más leves. Esta primera ley detalla además de esto otros puntos esenciales:

Sistema inquieto periférico

El sistema inquieto periférico se ramifica desde el cerebro y la medula espinal, actuando ciertamente como mediador entre el sistema inquieto central y el resto de las unas partes del cuerpo. Además de esto, se distribuye en el sistema inquieto somático (voluntario) y el sistema inquieto autónomo (involuntario).

El sistema inquieto autónomo regula los procesos involuntarios del cuerpo, como la respiración, la continuidad cardiaca, el fluído sanguíneo y la presión arterial. Marcha de manera continua sin su esfuerzo consciente. Asimismo tiene 2 divisiones primordiales, que enumeramos ahora.

Jugo de arándanos

Los arándanos es otro de los relajantes naturales para recobrar los músculos tras entrenar. Un jugo de esta fruta antes y tras los sacrificios físicos ayuda a apresurar la restauración del daño muscular. No se debe olvidar que los arándanos tienen características antioxidantes y reducen la inflamación y el agobio oxidativo.

Esta flor de color violeta tiene muchas características para tratar distintas patologías. Entre los mucho más eficientes relajantes musculares es el aceite de flor de lavanda. De ahí que tienes que estimular con las manos la región dolorida con movimientos circulares para aumentar la circulación sanguínea, para ahora tomar una ducha ardiente que relaje el cuerpo y la cabeza.

Deja un comentario