Mejor colchón de cuna de 2022

Por qué debería confiar en nosotros

Nuestro equipo de pruebas tiene décadas de experiencia en la industria del sueño. Pasamos cada producto por el mismo conjunto de pruebas rigurosas. Cuando se trata de colchones para cunas, prestamos especial atención a la seguridad, los materiales, el nivel de firmeza y la durabilidad.

Cada familia tiene diferentes necesidades y consideraciones presupuestarias, por lo que probamos una variedad de modelos que reflejan una amplia gama de puntos de precio para que pueda encontrar el colchón de cuna que mejor se adapte a las necesidades de su hijo.

¿Qué deben saber los padres sobre los colchones de cuna?

Con tantos factores a considerar al comprar una cama para niños, puede ser difícil saber por dónde comenzar la búsqueda. Analizaremos los diferentes tipos de colchones, las pautas de limpieza y cuidado, y las consideraciones de seguridad importantes para que pueda optimizar el espacio para dormir de su hijo.

Tipos de colchón de cuna

La mayoría de los colchones de cuna son modelos de espuma o de resortes internos, pero existen opciones adicionales que utilizan varios materiales naturales y sintéticos.

Cada estilo tiene sus pros y sus contras, pero cada colchón de cuna debe cumplir con los mismos requisitos de salud y seguridad.

Limpieza y cuidado del colchón de su cuna

Es importante mantener higiénico el entorno de sueño de su hijo. Las pautas de cuidado varían según los materiales y el fabricante, pero se pueden usar algunos consejos de limpieza seguros en la mayoría de las camas.

Certificaciones de seguridad y materiales de colchones

Puede ser tranquilizador saber que la cama de su hijo cumple con estrictos estándares de salud y seguridad. Varios certificados de terceros indican la ausencia de productos químicos y contaminantes nocivos. Otras etiquetas, como CertiPUR-US y Greenguard Gold, indican que un colchón se produjo de manera ecológica y socialmente responsable.

Tipos de colchón de cuna

Los colchones para cuna vienen en una variedad de estilos, pero los fabricantes deben cumplir con los estándares de tamaño y seguridad establecidos por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC). Un colchón de cuna de tamaño completo debe tener al menos 27,25 pulgadas por 51,25 pulgadas y no exceder las 6 pulgadas de alto. Los estilos alternativos, como los colchones plegables, pueden quedar fuera de este rango.

Discutiremos los pros y los contras de cada tipo de colchón para que pueda determinar cuál se adapta mejor a las necesidades de su hijo.

Colchones de muelles

Este colchón tradicional cuenta con un núcleo de espiral de acero y un sistema de confort mínimo. Los resortes internos suelen brindar mucho apoyo y su capacidad de respuesta facilita el movimiento. También tienden a regular bien la temperatura ya que el espacio entre las bobinas promueve el flujo de aire. Sin embargo, los resortes internos también pesan más que los colchones de espuma.

Colchones De Espuma

Estos son algunos de los colchones más ligeros ya que están fabricados íntegramente con espuma. La mayoría de los modelos de colchones para cuna utilizan poliespuma para equilibrar la comodidad con el apoyo.

La espuma es excepcionalmente buena para absorber el movimiento y el ruido, lo cual es útil para los niños que se despiertan con facilidad. Los colchones de espuma tienen algunos de los precios más bajos. Sin embargo, los compradores deben evitar los modelos más baratos, ya que pueden usar espumas de menor calidad tratadas con productos químicos y pueden formar impresiones más rápido. La liberación de gases también puede ser significativa con ciertos modelos de espuma.

Cáscara de coco y otros materiales

Algunas empresas utilizan varios materiales naturales y alternativos que no se ven comúnmente en los colchones para adultos. Estos sustitutos tienen sus fortalezas y debilidades, por lo que es útil considerar las necesidades de su hijo antes de comprometerse con un modelo.

Por ejemplo, la cáscara de coco es un material transpirable y ecológico que los fabricantes suelen incorporar en los colchones de cuna. Las fibras repelen la humedad de forma natural, lo que ayuda al colchón a resistir el moho y el crecimiento bacteriano. Las cáscaras de coco son elásticas y duraderas, por lo que a menudo se usan en capas de comodidad y soporte.

Algunos colchones de cuna combinan materiales innovadores con la última tecnología para dormir. Tenga en cuenta que los fabricantes no siempre revelan los materiales exactos utilizados en las mezclas patentadas.

Colchones de cuna de doble cara

Un colchón de doble cara está diseñado para acompañar a tu hijo en su crecimiento. Un lado suele ser más firme para sostener a los bebés. A medida que su hijo crece, puede voltear el colchón para revelar una superficie ligeramente más suave.

Muchos adultos encontrarían un colchón de cuna incómodamente firme, pero se necesita una superficie sólida para evitar que la cabeza y la cara de un niño queden atrapadas dentro del colchón. Un diseño firme también mantiene al bebé boca arriba, lo que se considera la posición más segura para dormir. Los bebés mayores tienen músculos más fuertes, por lo que pueden dormir en un colchón con un poco más de flexibilidad.

Limpieza y cuidado del colchón de su cuna

Cada colchón tiene requisitos de cuidado únicos, por lo que es mejor seguir las pautas del fabricante. Dicho esto, se pueden aplicar ciertos métodos de limpieza a la mayoría de los modelos.

Aspirar la superficie del colchón ayuda a eliminar la suciedad, el polvo y otros desechos. Se puede usar bicarbonato de sodio o detergente seguro para niños para tratar las manchas.

Muchos colchones tienen fundas removibles que se pueden lavar en máquinas domésticas estándar. Usar el ciclo de lavado y los ajustes de secado recomendados por el fabricante ayuda a prevenir el desgaste prematuro. Para los modelos que son totalmente lavables, puede limpiar el núcleo del colchón en una ducha o bañera y luego secar al aire.

Protectores de colchón y cubrecolchones reutilizables

Los protectores y protectores inferiores pueden proteger un colchón de accidentes y derrames. Un protector de colchón es una capa delgada de material que se coloca sobre un colchón y está diseñado para evitar la acumulación de suciedad y humedad. Los protectores están hechos de materiales naturales y sintéticos. A menudo son resistentes al agua y se pueden lavar a máquina.

También se coloca una almohadilla debajo de la cama para proteger el colchón de la humedad y los derrames. Si bien algunos diseños solo cubren una parte del colchón y están orientados a los accidentes por enuresis nocturna, la mayoría de las almohadillas son impermeables y se pueden lavar a máquina.

¿Es mejor tener un colchón impermeable en su lugar?

Los colchones de cuna vienen en modelos impermeables y no impermeables. Algunos diseños son 100% lavables, aunque esto es menos común.

A continuación, repasaremos las ventajas y desventajas de cada estilo.

Colchones impermeables vs no impermeables



Fuente del artículo

Deja un comentario