medicina para los hongos de los dedos de los pies

Los hongos en las uñas de los pies son una afección común que empieza como una mácula blanca o amarilla en la punta de una. Conforme la infección se regresa mucho más profunda, los hongos tienen la posibilidad de ocasionar decoloración, engrosamiento o hundimiento en el borde de la uña.

Las infecciones micóticas (por hongos) suceden con una mayor frecuencia en las uñas de los pies que en las de las manos pues las primeras están recluídas en los zapatos a un ámbito obscuro, templados y húmedo, donde los hongos tienen la posibilidad de progresar. Además de esto, el fluído sanguíneo de los dedos de los pies es menor al de las manos, lo que hace difícil al sistema inmunitario advertir la infección y detenerla, enseña la dermatología Dawn Davis, del Departamento de Dermatología de Mayo Clínico en Rochester, Minnesota.

2-Tratamientos y cremas antifúngicas

Una vez los pies limpios y bien secos, puedes utilizar el régimen para los hongos de farmacia. La primera opción es una crema fungicida como la de Salvelox.

En casos más difíciles el médico te recetará una crema antifúngica. Aplica la cantidad que se requiere para contemplar la región perjudicada y masajes hasta el momento en que se absorba completamente.

Las uñas amarillentas y mucho más gruesas de lo común tienen la posibilidad de estar inficionadas por hongos

Lo frecuente es que los cambios amarillentos se perciban en la región mucho más externa de la uña (cerca del dedo) ) y con el pasar de los años se vayan propagando hacia “dentro” (esto es, hacia el nacimiento de la uña). En ocasiones, aparte del color amarillento, se tienen la posibilidad de ver áreas mucho más cobrizos o grises. Recurrentemente el primer dedo cariño es el dedo gordito y de ahí que el hongo puede contagiarse a otras uñas (pero no es que sea de esta forma en el cien% de las situaciones, la infección asimismo puede iniciar en una cualquiera de las otras uñas).

Hay otros géneros de onicomicosis menos usuales que empiezan por la región del nacimiento de la uña (esta situación, rarísimo, frecuenta verse en personas con las defensas bajísimas, muy enfermas, o con VIH, por poner un ejemplo) , o por el centro de exactamente la misma. En el momento en que empieza una de estas 2 formas, en vez de amarillo, las uñas tienen la posibilidad de tener un color mucho más blanquecino.

Deja un comentario