los santos patronos de la medicina en la edad media

En el momento en que nos encontramos en inconvenientes, hay una natural inclinación a buscar asistencia, singularmente si se tienen inclinaciones religiosas y se asegura una curación, por recóndita que fuera. Como siempre y en todo momento, la promesa es lo último que se pierde. La Iglesia, desde tiempo inmemorial, recurre a la intermediación de los santurrones para la concesión de los milagros. De esta manera brotaron los santurrones patrones. Estos se especializaron en múltiples unas partes de la anatomía antes que los médicos. Observaremos ahora una lista de santurrones y sus especialidades que le es conveniente tener a mano en el caso de urgencia. Comencemos por el cefalea, y qué mejor para su supresión que quitarse la cabeza! De ahí que se eligió como santurrón patrón a San Denis, obispo de París, que murió decapitado, situación que no le impidió proseguir caminando unos diez km mientras que terminaba de predicar su sermón. Fue sepultado donde el día de hoy se levanta la basílica que transporta su nombre, sitio donde se alojan los cuerpos de los Reyes de Francia, incluidos, por supuesto, Luis XVI y María Antonieta, que no tuvieron tanta suerte como el Santurrón y fallecieron pocos momentos una vez que la guillotina seccionó su cuello (y digo «pocos momentos» y no «en el instante» pues está probado que la conciencia se pierde unos minutos tras el corte (como quedó probado con los guillotinados, desarrollo que fue contraindicado) en Francia hacia 1960), que charlamos de cabeza, comentamos la patología de Alzheimer. El patrón asegurador contra esta patología es San Alberto el Grande, un intelectual de la doctrina católica… De todos modos, absolutamente nadie recuerda pues le llamaron, a la que le volaron los dientes a lo largo de su tormento, San Blas, como el lector adivinará, es el patrón de los que padecen dolores de garganta, este médico armenio murió en el año 316 a. ser torturado con un rastrillo de tener sexo, su condición de precoz gargantólogo es pues salvó a un niño que se había atascado con una espina de pez. Santa Lucía (cuyo santurrón es el 13 de diciembre, fecha escogida para festejar el Día del Oculista) es la patrona de los ojos, más allá de haberlos quitado para no pecar. De ahí que hace aparición con los globos oculares en el plato. San Lorenzo fue torrado en una parrilla y se transformó por tal razón en patrón de los dolores de espalda. El Escorial fue construido con forma de parrilla para honrar a este beato y rememorar su suplicio. Domninus de Fidenza es el santurrón patrón de la íra. Asimismo fue decapitado y, exactamente la misma San Denis, caminó manteniendo su cabeza en sus manos por un pedazo. Tras Pasteur y su vacuna, Domninus perdió seguidores. Santiago Apóstol (el Mayor, hermano de San Juan) fue asimismo decapitado por orden de Herodes Agripa, pero antes de fallecer curó a un hombre aquejado por un severo caso de artritis reumatoide. De ahí que es el beato de las patologías reumáticas. Su cuerpo, como todo el planeta sabe, yace en Galicia y es patrón de España. Fue popular como El Matamoros: su imagen le mostraba liderando las huestes cristianas que luchaban contra el invasor musulmán. En el caso de esterilidad femenina, por supuesto invoque a Santa Ana, la madre de la Virgen. En este momento, si se específica la concepción y logra ofrecer a luz, para eludir las fiebres puerperales hay que rezarle a Sant Ramon Nonat. Peregrino de Auxerre, si bien nativo de Italia, se dedicó a transformar a paganos al cristianismo en la región de Burgandia, el día de hoy Francia. Entre las divinidades paganas había víboras como en muchos otros cultos. Al eludir que los salvajes adoraran a estos réptiles, Pelegrí se transformó en el patrón de las picaduras de serpiente. Si tiene una fractura, no se olvide de San Cosme y de San Damián, patrones de los cirujanos (que en la iconografía se muestran haciendo un injerto de pierna).

México

Cada 3 de febrero en el concejo de san Blai Atempa (Oaxaca) sin interrupción se festeja el día de San Blas con lo que se conoce estas festividades duran precisamente mucho más de seis días lo que se los conoce como fiestas patronales, el reconocimiento de la celebración hay que a la enorme fe y devoción de todos y cada uno de los pobladores del ayuntamiento para su patrón.

El ayuntamiento de Sant Blai festeja a su patrón de una manera muy particular las fiestas patronales en su honor están repletas de alegría, de fe, de amor y devoción hacia su santurrón, las habituales fiestas patronales están caracterizadas particularmente por 2 esenciales acontecimientos en un inicio y sucede que las ocupaciones respectivamente empiezan en la madrugada con la característica entonación de las mañanas por San Blas y después todos y cada uno de los leales se dirigen hacia la habitual misa de gallo que religiosamente se efectúa cada 3 de febrero sin falta.

Creador

Omar López Mato (Argentina) • Médico oculista • Estudioso de la historia del arte. • Directivo del Centro de la Visión. • Directivo de la editorial Olmo Ediciones.

Frailes y santurrones fueron ya que los que se relacionaron con la medicina medieval europea.

Cultura y libros hallaron cobijo entre los hombres de iglesia, y la práctica misma se transformó en monástica.

Ciertos esenciales jefes de gobierno estimularon esta tarea de los frailes, entre ellos Carlomagno, que a fines del siglo VIII dirigía un imperio que incluía la parte central de Europa. Con limite por unas “fabricantes” fortificadas para defenderse de los salvajes.

Deja un comentario