La crianza de los niños – Los pasatiempos son la mejor medicina

Los pasatiempos son muy beneficiosos para los niños. Le da al niño amplia oportunidad para la expresión de su creatividad y también le da una plataforma para descubrir sus propios talentos y habilidades para que pueda desarrollar su autoestima. También sirven como herramientas educativas. Un niño que está interesado en coleccionar rocas aprende más sobre ciencia y geología y un niño que disfruta escribiendo historias aprende más sobre gramática y estructuración de oraciones. Los pasatiempos también ayudan a los niños a aprender cómo establecer metas y alcanzarlas, tomar decisiones y resolver problemas. Los pasatiempos también pueden ayudar a influir en la carrera que seguirá su hijo en el futuro. Los pasatiempos a menudo se convierten en intereses de por vida que se traducen en la carrera de una persona más adelante.

Por lo general, los niños siguen los pasos de sus padres cuando se dedican a sus pasatiempos, por lo que es importante que les dé un ejemplo apropiado al dedicarse a su pasatiempo. Cada niño necesita su espacio para dedicarse a un pasatiempo y siempre es una buena idea designar un área específica donde el niño pueda trabajar en su pasatiempo. Muy a menudo, los pasatiempos pueden resultar en un lío, así que prepárate para todo tipo de líos que surjan.

Esté siempre disponible para sus hijos en caso de que necesiten aliento, orientación o apoyo. Debe aprovechar esta oportunidad para enseñarle al niño hábitos de trabajo que sean fuertes y eficientes, como seguir instrucciones cuidadosamente, organización y planificación adecuadas y establecer metas. Hágales saber que todas las cosas que valen la pena requieren una cierta cantidad de esfuerzo y enfatice este punto cada vez que el niño comience a sentirse frustrado o impaciente con el progreso. También aproveche esta oportunidad para enseñarles el requisito de la responsabilidad personal, así como la necesidad de cuidar las herramientas que se utilizan en el trabajo.

Si limita actividades como los videojuegos y ver la televisión, los niños se inclinarán automáticamente a disfrutar de sus pasatiempos. Estudios de expertos muestran que a la edad de quince años, la mayoría de los niños han pasado más tiempo frente al televisor que en un salón de clases. Aquí también es importante dar un ejemplo apropiado. En lugar de ver sus telenovelas favoritas durante ocho horas todas las noches, apague la televisión y participe en su propio pasatiempo. Esto intrigará al niño para que se una y luego trabaje por su cuenta.

Los pasatiempos forman una parte enriquecedora y gratificante de nuestras vidas, por lo que es importante alentar a nuestros hijos a explorar sus intereses y disfrutarlos.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario