historia de la medicina edad contemporanea y actual s xx

La medicina logró un avance destacable en el siglo XX, tal es así que el día de hoy es viable impedir la aparición de muchas anomalías de la salud que antes eran tan usuales, sanar otras que antes eran insanables, proveer alivio aproximadamente satisfactorio a esos pacientes a los que todavía no tienen la posibilidad de curarse, y eludir muchas muertes que antes eran prematuras o ineludibles. No obstante, asimismo en este siglo han surgido o se han exacerbado ciertos inconvenientes que hacen bien difícil el ingreso de enormes ámbitos de la población a los cuidados médicos que necesitan. El cómputo de la medicina a lo largo del siglo que viene a finalizar debe integrar tanto los puntos positivos de su avance como esos que interfieren con el placer de las ventajas potenciales. Este cómputo puede procurarse enfocando las transformaciones de la medicina desde 4 ángulos que de entrada semejan distintas pero que conforme avanza el análisis está que están íntimamente relacionados entre sí. Estos 4 puntos de la medicina en nuestro siglo son el científico, el tecnológico, el popular y el económico.

El avance científico de la medicina

Adelantos de la medicina (1900- Actualidad)

1901 Karl Landsteiner detalla el sistema ABO de determinación. Este sistema clasifica la sangre de los humanos a los conjuntos A, B, AB y O. Landsteiner recibe el Premio Nobel de Fisiología o Medicina 1930 por su hallazgo.

1906 Sir Frederick Gowland Hopkins recomienda la presencia de las vitaminas y concluye que son fundamentales para la salud. Recibe el premio Nobel 1929 de Fisiología o Medicina.

Los antibióticos

El hallazgo de los antibióticos puede ser el hecho mucho más importante para la raza humana actualizada. Su hallazgo dejó la prosperidad de las naciones y convirtió radicalmente los servicios de salud.

enfermero

El icono de los fármacos es la penicilina, que el científico británico Alexander Fleming descubrió por al azar en 1929. Mientras que experimentaba en su laboratorio observó de qué manera el moho logró remover una colonia de bacterias que medraba en exactamente el mismo plato. De esta forma concluyó que el moho generaba una substancia con la capacidad de disolver las bacterias. Esta fue llamada penicilina.

El hallazgo de la composición del ADN abrió un planeta de opciones para tratar médicamente los trastornos genéticos. En 1953, los médicos James D. Watson y Francis Crick mostraron el secreto de la molécula contenedora de la información que se requiere para que el organismo viva, nazca y se desarrolle. El hallazgo explicó el mecanismo a través del que el ADN se divide en 2 hélices para reproducirse en 2 moléculas idénticas y se transformó en la base de la herencia genética. Estos descubrimientos del campo de la medicina llenan un espacio de prioridad en la red social médica mundial, por ser considerados jalones en la crónica de la raza humana, en tanto que cooperaron con el avance del servicio de salud salvando millones de vidas humanas.

Hallazgo de la genética y la composición del ADN

Este hallazgo, si bien parcialmente reciente, es el de los que mucho más adelantos han tolerado al planeta de la medicina. Si bien al final se le asigna a Watson y Crick el hallazgo de la doble hélice en 1953, hubo antes estimar charlar de una molécula diferente a los lípidos y proteínas ahora populares. En 1869 el biólogo suizo Frierich Miescher descubrió una molécula que se encuentra en todos y cada uno de los núcleos celulares, que más tarde sería famosa como ácido ácido desoxirribonucleico, ya que él en su instante bautizó su hallazgo como nucleico.

Deja un comentario