con que medicinas te pueden salir hongs en la vagina

La candidiasis o vulvovaginitis candidiásica es una infección muy molesta ocasionada por la levadura (hongo unicelular) Candidaalbicans. Perjudica a la mucosa de la región vaginal interna y externa, tal como a la vulva y la región perianal.

Candidaalbicans es un microorganismo que frecuenta hallarse en la vagina de todas y cada una de las mujeres sanas, sin ocasionar afecciones la mayoría del tiempo. No obstante, desequilibrios en la flora vaginal tienen la posibilidad de ocasionar que su desarrollo se descontrole y provoque la infección.

Por servirnos de un ejemplo, si se usan antibióticos para el régimen de una vaginitis infecciosa, la vaginitis se va a curar, pero el medio vaginal perderá una gran parte de sus mecanismos de defensa, los lactobacilos, que de manera natural van a tardar cierto tiempo en regenerarse. La vagina va a quedar con mayor susceptibilidad a ser colonizada por patógenos, y asimismo en unas condiciones que benefician las recidivas y/o la cronificación de la infección previo.

Los antibióticos pertenecen a los fármacos que tienen la posibilidad de generar candidiasis. Si en esta vagina existían hongos vaginales tipo Candida (lo que pasa en un porcentaje bastante alto de las mujeres), los antibióticos no los destruirán, y las novedosas condiciones de desequilibrio favorecerán su desarrollo. Por esta razón es tan recurrente la aparición de picores vulvo-vaginales debidos a una candidiasis postratamiento con antibióticos, antibióticos y hongos genitales van unidos de la mano.

Componentes que benefician los hongos vaginales

  • Tomar agua del grifo, puesto que el cloro daña la microbiota, lo que estimula el sobrecrecimiento de las diastasas.
  • La utilización de fármacos como antibióticos, cortisona o de anticonceptivos orales.
  • Anomalías de la salud como la diabetes, anomalías de la salud crónicas inflamatorias (artritis reumatoide, fibromialgia, Crohn, Colitis Ulcerosa), nosologías autoinmunes, cáncer, VIH, personas con deterioro de las defensas.
  • Tabaquismo.
  • Inconvenientes sentimentales y agobio crónico que deprimen las defensas por el incremento de cortisol.
  • Exceso de hidratos de carbono refinados y/o azúcar que son el alimento primordial de las cándidas.
  • El embarazo por el incremento de progesterona y la perturbación del pH.
  • Disminución de ácido clorhídrico y de enzimas digestibles.
  • Empleo de jabones beligerantes para la flora vaginal.

En el momento en que se altera el pH de la región íntima por una infección, muy recurrente en temporadas de cambios hormonales (menopausia, regla, embarazo, lactancia), o por ciertas nosologías como obesidad, diabetes o agobio, es recomendable emplear un gel vaginal de pH ácido para establecer nuevamente la estabilidad de la mucosa y de la flora vaginal.

Régimen

El régimen de esta condición radica en la utilización de fármacos activos contra Candida. Los más frecuentes son los azoles. El régimen oral con fluconazol es el mucho más efectivo y simple. Las cremas vaginales de miconazol y clotrimazol son del mismo modo funcionales, pero necesitan administración del fármaco a través de app de cremas, óvulos y supositorios en la vagina.

En los pacientes con infecciones recurrentes o resistentes es requisito emplear fármacos orales por tiempo prolongado para achicar la continuidad de los capítulos sintomáticos.

¿De qué manera se tratan las infecciones por hongos?

Tu distribuidor médico emplea un palillo algodonado para tomar una exhibe de tu secreción vaginal. Ponga la exhibe en el portaobjetos de un microscopio con una gota de un producto químico particular. Y después examina la secreción vaginal bajo el microscopio para poder ver si hay un desarrollo elevado de levadura.

Las infecciones por hongos se tratan con una píldora que se traga o con una crema vaginal o un supositorio vaginal (un material medianamente sólido que se introduce en la vagina, donde se disuelve y suelta la medicina) . Su distribuidor médico le va a explicar sus opciones y afirmará si alguna es preferible que el resto en su caso. La píldora es en especial buena si no deseas ponerte una crema adentro de la vagina. Ciertas cremas vaginales fungicidas (contra los hongos) se venden sin receta médica en las farmacias, al tiempo que para otros es precisa una prescripción. Si empleas una crema, no uses tampones a lo largo del régimen por el hecho de que estos absorben la medicación y hacen que sea menos eficaz.

Deja un comentario