Cómo la impresión 3D puede ayudar a los veterinarios con la planificación quirúrgica para perros

El valor que ofrece la impresión 3D para la planificación quirúrgica de cirugías caninas complejas se demuestra en un estudio publicado recientemente series de casos en Impresión 3D en Medicina. El Dr. Yu-Hui Huang y la Dra. Stephanie Goldschmidt comparten cómo se fomentó la colaboración entre la radiología y la medicina veterinaria a través del cuidado del propio perro del Dr. Huang, Chubbs.

Durante la capacitación en anaplastología clínica de la Dra. Huang, ayudó en la planificación quirúrgica virtual y la impresión 3D de modelos anatómicos específicos de pacientes y guías quirúrgicas para cirujanos craneofaciales. El Dr. Huang vio de primera mano cómo se podía utilizar la tecnología para mejorar la medicina personalizada y mejorar el resultado del paciente. Cuando al bulldog inglés de 9 años de la Dra. Huang, Chubbs, le diagnosticaron osteosarcoma condroblástico maxilar, pensó en hacer lo mismo con Chubbs.

La sección transversal de una tomografía computarizada preoperatoria con contraste y un cráneo canino impreso en 3D con resina blanca con osteosarcoma condroblástico maxilar derecho pintado en rojo.

Después de obtener la tomografía computarizada (TC) mejorada con contraste de Chubbs de la Dra. Stephanie Goldschmidt, la cirujana veterinaria, el Dr. Huang pudo segmentar su cráneo y tumor utilizando 3D Systems DICOM to Print (D2P), un software de segmentación aprobado por la FDA. Primero imprimió el cráneo con el tumor usando su impresora Formlabs Form 3B. a través de tecnología de fotopolimerización en cuba. Para facilitar la visualización anatómica y del tumor, pintó a mano el tumor de rojo mientras hacía referencia a sus datos de TC. tecnología de inyección de material que permitió imprimir el cráneo y el tumor en blanco y magenta, respectivamente.

A través de Chubbs, se fomentó una colaboración significativa.

La visualización y la evaluación táctil de la extensión del tumor en el modelo impreso en 3D por el Dr. Goldschmidt llevaron a la conclusión de que la cirugía con intención curativa con márgenes de 2 cm conllevaría un alto riesgo de morbilidad potencial. Por tanto, se optó por extirpar el tumor con márgenes conservadores (0,5-1 cm) y tratar con radioterapia postoperatoria para minimizar las posibles complicaciones. A Chubbs le fue notablemente bien durante más de un año después de su cirugía y radioterapia adyuvante.

A través de Chubbs, se fomentó una colaboración significativa, donde el Dr. Huang pudo ayudar al Dr. Goldschmidt con modelos anatómicos impresos en 3D y guías quirúrgicas biocompatibles para otras cirugías orales y maxilofaciales caninas complejas.

El siguiente paciente era un boston terrier macho de 8 años con tumor de células plasmáticas, que causaba osteólisis de la mandíbula rostral, lo que requirió reconstrucción quirúrgica. Usando su tomografía computarizada de haz cónico (CBCT) preoperatoria, el Dr. Huang pudo segmentar e imprimir su cráneo a través de fotopolimerización en cuba. El modelo de cráneo impreso en 3D se utilizó para la planificación preoperatoria y sirvió como referencia intraoperatoria para la mandibulectomía rostral bilateral y el precontorneado de la placa de titanio para la reconstrucción mandibular. Al permitir el contorneado previo de la placa de titanio, se estimó que el modelo impreso redujo el tiempo quirúrgico en aproximadamente 30 minutos. A partir de los 4 meses posteriores a la operación, al Boston terrier le está yendo bien con la consolidación ósea demostrada en su CBCT de seguimiento.

El modelo de cráneo impreso en 3D que se utilizó para la planificación preoperatoria.

Nuestro último paciente descrito en la serie de casos fue un labrador retriever macho de 6 meses de edad que se presentó con un rango de movimiento severamente disminuido debido a una anquilosis recurrente de la articulación temporomandibular (ATM) posterior a una artroplastia de brecha. La anquilosis articular se desarrolló secundaria a una mordedura de perro que ocurrió a las 8 semanas de edad. La artroplastia de brecha inicial se realizó 10 semanas después del traumatismo debido a una disminución progresiva del rango de movimiento. Aproximadamente 3 meses después de la cirugía inicial, el rango de movimiento comenzó a disminuir progresivamente nuevamente y se confirmó por CBCT que había formación de hueso nuevo con anquilosis posterior.

A medida que la tecnología de impresión 3D continúe avanzando, habrá una mayor adopción en la medicina veterinaria

Debido a la mayor complejidad de la cirugía, se diseñaron y fabricaron modelos anatómicos y guías quirúrgicas a través de fotopolimerización en cuba. Se imprimió el modelo de cráneo en resina blanca y se fabricó una guía quirúrgica en resina guía quirúrgica biocompatible. El cráneo impreso en 3D y la guía quirúrgica se esterilizaron para servir como referencia intraoperatoria y guía para la artroplastia de brecha y las osteotomías. Se estima que los modelos impresos en 3D y la guía han ahorrado hasta una hora de tiempo de operación y anestesia al permitir que el cirujano y el aprendiz tengan una apreciación táctil de la lesión y, por lo tanto, tengan más confianza para operar en un lugar de muy alto riesgo.

Osteotomía con referencia a los modelos impresos en 3D.

Desde la publicación de nuestra serie de casos, hemos seguido utilizando la impresión 3D para ayudar en la atención clínica de pacientes humanos y veterinarios. Los modelos impresos en 3D pueden mejorar la planificación preoperatoria y la orientación intraoperatoria al tiempo que mejoran la capacitación en atención médica/veterinaria y la comunicación entre el paciente y el dueño de la mascota. A medida que la tecnología de impresión 3D continúe avanzando, habrá una mayor adopción en la medicina veterinaria, como ya se evidencia en la medicina humana, con más hospitales que ofrecen impresión 3D médica. Nuestro objetivo es refinar, validar y mejorar continuamente nuestro flujo de trabajo mientras recopilamos más evidencia basada en resultados sobre la utilización de la impresión 3D médica para nuestros pacientes con necesidades complejas.

Fuente del artículo

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario