como hacer para que un bebe se tome la medicina

  • Más allá de que terminamos de nombrar que una aceptable estrategia es combinar el fármaco con algún género de alimento para apaciguar el gusto, tienes que fijarte realmente bien que esto no está contraindicado . Hay antídotos que al entremezclarlos con comida tienen la posibilidad de ocasionar resultados perjudiciales y por consiguiente tienen que tomarse antes de comer. Por contra, hay otros que tienen que tomarse con algún género de alimento pues si no tienen la posibilidad de ocasionar afecciones estomacales.
  • Es conveniente no usar fármacos que hayan sobrado de un régimen previo, por servirnos de un ejemplo, los jarabes. Si tu hijo o hija ahora terminó de quitárselo y sobró un tanto, no guarde las sobras.
  • Siempre y en todo momento hay que fijarse en la fecha de caducidad. Regentar fármacos vencidos puede ser peligrosísimo.
  • Hay que eludir a toda costa regentar antídotos que fueron recetados para otra persona, sea niño o adulto.

En el momento en que charlamos de temas médicos siempre y en todo momento la recomendación es pecar de desinformado y preguntarlo todo a los especialistas de salud. Es conveniente que el niño se demore mucho más que prosperar, que empeorar su condición por una mala administración de fármacos.

Esconde el gusto del fármaco

El gusto del fármaco se puede esconder con algún alimento, pero antes de llevarlo a cabo hay que comprobar que este no pierda su efecto. Esta técnica es realmente útil, si bien de todos modos no le andas enseñando a tomar la medicina, sino más bien a ocultar el mal gusto para lograr tomarlo. Existen algunos alimentos que se emplean frecuentemente para esconder el mal gusto de las medicinas:

  • Jugos
  • Mermeladas
  • Revueltos
  • tixagb_14)

  • Nota: charla con tu médico antes de usar un alimento para tapar el mal gusto de un fármaco y comprender si es buena iniciativa.

Fármacos que curan

En otras oportunidades sí que son precisos para sanar. Es la situacion de Antibióticos, Corticoides, Broncodilatadores, Tratamientos para los vómitos, sueros de rehidratación…

En el momento en que no tomar el fármaco puede sospechar un peligro esencial para la salud del bebé debemos asegurar que lo tome. Si es realmente difícil vamos a deber administrarlo por otro sendero diferente de la boca. Varios de estos fármacos tienen la posibilidad de administrarse por una vía intravenosa. En el momento en que es realmente difícil que los tome de otro modo y son verdaderamente precisos para sanar al bebé, esto supone ingresarlo en un hospital.

Trucos para eludir que el niño vomite el fármaco

“Hay pequeños que solo evaluar la medicina la devuelven, a otros el gusto les resulta tan desapacible que si bien procuran soportar, terminan haciéndose lo asimismo” .

Existen algunos trucos que tienen la posibilidad de eludir, en determinada medida, que ocurra esto:

Vías de administración del fármaco

  • ORAL: es la mucho más frecuente y segura. Las primordiales formas farmacéuticas que se gestionan por vía oral son: comprimidos, cápsulas, grageas, medicamento, resoluciones, suspensiones y granulado. Los comprimidos siempre y en todo momento tienen que tragarse enteros, salvo que sean ranurados, en tanto que el principio activo no se absorbería adecuadamente. Las cápsulas tienen que tragarse enteras, a menos que lo indique el prospecto. Para elaborar una suspensión extemporánea, es requisito añadir agua mineral hasta la marca, pero en 2 pasos; primero un tanto y agitar y llenar después con agua hasta el tamaño total. Los comprimidos efervescentes se nombran de esta forma por su formulación con un ácido y un álcali que reaccionan al disolverse en agua generando pequeñas burbujas de anhídrido carbónico que rompen el comprimido y hacen más fácil la disolución del principio activo. En el caso de fallo o sobredosificación se puede llevar a cabo un lavado gástrico en el hospital o inducir al vómito. Por contra, la absorción no es rápida y el fármaco puede padecer procesos de metabolización en el tubo digestivo y ocasionar la irritación de la pared del estómago.
  • SUBLINGUAL: en pequeños es poco frecuente. La usaremos más que nada en el caso de no ingesta y viable hipoglucemia como, por servirnos de un ejemplo, en el caso de gastroenteritis. Pondremos algo de azúcar blanco bajo la lengua para su rápida absorción (5 minutos).
  • TÓPICA: el fármaco se aplica de manera directa en la región a tratar. Las formas mucho más comunes son polvo (hoy en día solo las usaremos en los pies por el peligro de inhalación por vías respiratorias), resoluciones, cremas, lociones, geles, pomadas y linimentos. Fundamental es utilizar una cubierta no grosísima, favoreciendo de esta forma su adecuada ventilación.
  • OFTÁLMICA: los fármacos se aplican de manera directa al ojo, como gotas, resoluciones, colirios y pomadas, favoreciendo una acción local. Existe absorción a nivel de la córnea. Jamás ponga en contacto el envase con el ojo para eludir contaminaciones de bacterias u otros gérmenes.
  • ÓTICA: consistente en la app tópica de gotas en la oreja externa. Jamás se usarán algodones u otros cuerpos extraños en tanto que facilitarían el desarrollo bacteriano causante de la infección.
  • INTRANASAL: el fármaco se va a aplicar con apariencia de pomada o resoluciones (gotas y nebulizadores) actuando en la vía nasal.
  • INHALATORIA: la absorción del principio activo es mediante la mucosa nasal y se administra a través de nebulizadores.
  • RECTAL: el fármaco se administra vía anal a través de supositorios o enemas.

Deja un comentario