cancion y tomamos medicinas para curar los estragos del amor

  1. Lo primero es ofrecer espacio a todas y cada una estas conmuevas, por contradictorias y locas que simulen. Un aborto es una pérdida y como tal precisa un desarrollo de luto, plañir la pérdida y vivir las conmuevas. Es conveniente buscar la asistencia de un profesional, un sicólogo o un terapeuta, de alguien que logre acompañarte en este desarrollo, con quien logres charlar, expresar tus conmuevas y sacar todo el mal y la íra que tienen la posibilidad de ir.
  2. Rodéate de personas con las que consigas charlar, que no quitan relevancia a eso que andas sintiendo y que no te apremien a estar bien. Como todo desafío, un aborto precisa un tiempo para pasar página y para llegar a la aceptación. Es frecuente que al padecer un aborto espontáneo se instale un muro de silencio alrededor y la multitud que está cerca de ti actúe tal y como si nada hubiese pasado, pero sí que pasó algo. Si precisas charlar de esto, hazlo. Dime de qué manera te sientes, lo que te pasa, charla de la sepa y permítete estar mal enfrente de los que te desean.
  3. Da su lugar a este bebé no nacido. Desde un criterio sistémico es primordial que este bebé tenga rincón. Si bien no llegó a nacer, sí fue en el transcurso de un tiempo.

    médico

    Fue una parte de la familia y, como tal, debe tener su espacio. Puedes plantar un árbol que lo simbolice, prender una candela el día de su concepción, en la fecha que hubiese nacido o el día de la pérdida o llevar a cabo algún ritual de despedida. Puedes redactar una carta a este bebé no nativo de la que le expreses tu amor y tu mal por su pérdida, redactar un articulo donde compartas tu experiencia… Lo que te ayuda para ofrecerle ese ubicación.

  4. Apoye a su pareja. El otro buen padre o la otra buena madre asimismo lo pasa mal, asimismo nota la sepa y, si bien no llevara a ese bebé a las supones, pasa por algo muy semejante a eso que tú pasas. Charla con tu pareja, permítete plañir con ella. Pasar por todas y cada una estas conmuevas juntos le unirá aún mucho más. Llevarlo a cabo a solas posiblemente le separe.
  5. Tómate tu tiempo. Escucha tu cuerpo y tómate tu tiempo para buscar un nuevo embarazo. Posiblemente pienses que la forma de superarlo es poniéndote ahora nuevamente en la labor, pero la verdad es que tu cuerpo sabe sobre esto mucho más que tu cabeza y lo destacado es escucharle. ¿Qué te solicita? ¿Cuál es la necesidad?

¿Pasaste por esta experiencia? ¿De qué forma lo has vivido? ¿Qué te ha ayudado a superarlo?

Deja un comentario