branca de la medicina que s’ocupa de les malalties professionals

  • Es una idea del Banco de Sangre para estirar la donación a los expertos sanitarios ahora la ciudadanía
  • Venas, arterias y una ‘cuerda que salva viñedos’ detallan el paseo que hace la sangre, desde el donante hasta el enfermo
  • La exposición va a estar todo el verano en el centro hospitalario y quiere animar eminentemente a los expertos sanitarios que trabajen en Bellvitge

La entrada primordial y las consultas ajenas de el Hospital de Bellvitge cambiaron de fachada estos días. Venas y arterias y una “cuerda que salva viñedos” hacen de guía de un paseo por el centro que pone en prueba que sin la donación de sangre, los centros de salud no podrían marchar.

Las peculiaridades del tolerante geriátrico

¿De qué forma distinguir las clases de pacientes geriátricos? Los pacientes de la geriatría médica se dividen en enormes conjuntos según sus peculiaridades mucho más esenciales, como tienen la posibilidad de ser su estado de salud e inclusive la edad:

  • Mayores de 65 años sanos. En un caso así, el tolerante geriátrico no muestra ninguna patología. Los médicos se encarguen de efectuar ocupaciones precautorias a fin de que el desarrollo de envejecimiento sea exitoso. Hay algunas sugerencias en general como un método de vida beneficioso para la salud, buena nutrición o ejercicio, que mejoren la vida de estas personas. Además de esto, los controles y exámenes periódicos dejan una detección precoz de inconvenientes como la demencia o síntomas de otras patologías como el cáncer.
  • Mayores de 65 años con patologías crónicas. Hay situaciones en los que los pacientes tienen que consumir un enorme nombre de fármacos diferentes. La labor primordial de la geriatría médica en un caso así es eludir que la combinación de fármacos genere acontecimientos inopinados. Además de esto, procuran que los pacientes geriátricos logren marchar de manera autónoma.
  • Mayores de 80 años. En este conjunto no se hace distinción entre pacientes con o sin nosologías. Comunmente, estos pacientes muestran una disminución en sus habilidades fisiológicas. Además de esto, varios de ellos tienen un mayor peligro de enseñar patologías agudas. De ahí que, es requisito efectuar un control incesante, para entender si precisan hospitalización para prosperar su situación.
  • Pacientes con anomalías de la salud del envejecimiento. Hay algunas anomalías de la salud que se dan con mayor normalidad en personas mayores. La geriatría médica se ocupa del control de pacientes con osteoporosis, demencia, incontinencia urinaria, etcétera.

Deja un comentario