Apercepción | definicion de apercepcion

En Filosofía, acto interno de reconocimiento del objeto percibido.

El término se origina en René Descartes en la forma de la palabra apercevoir en su libro Traité des passions. Leibniz introdujo el concepto de apercepción en la tradición filosófica más técnica, en su obra Principes de la nature fondés en raison et de la grâce; aunque usó la palabra prácticamente en el sentido de la atención moderna, por la cual un objeto es aprehendido como «no ser» y sin embargo en relación con el ser.

Immanuel Kant distinguió entre apercepción trascendental y apercepción empírica. La primera es la percepción de un objeto que involucra la conciencia del ser puro como sujeto – «la conciencia pura, original e inmutable que es la condición necesaria de la experiencia y el fundamento último de la unidad de la experiencia». La segunda es «la conciencia del yo concreto actual con sus estados cambiantes», el llamado «sentido interior». (Otto F. Kraushaar en Runas). La apercepción trascendental es casi equivalente a la autoconciencia; la existencia del ego puede ser más o menos prominente, pero siempre está involucrada.

Distincion entre percepcion y apercepcion

El filósofo alemán Theodor Lipps distinguió los términos percepción y apercepción en su obra de 1902, Vom Fühlen, Wollen und Denken. Percepción, para Lipps, es un término genérico que cubre acontecimientos psíquicos tales como sensaciones auditivas y táctiles, recuerdos, representaciones visuales en memoria, etc. Pero estas percepciones no siempre mantienen nuestra atención consciente – la percepción no siempre es notada conscientemente. Lipps utiliza el término apercepción, por lo tanto, para referirse a la percepción atenta, en la que, además de simplemente percibir un objeto, también se atiende conscientemente al objeto percibido o también se atiende a la percepción misma del objeto.

En Psicología, la apercepción es «el proceso por el cual la nueva experiencia es asimilada y transformada por el residuo de la experiencia pasada de un individuo para formar un nuevo todo». En resumen, es percibir la nueva experiencia en relación con la experiencia pasada.

La percepción cambia al llegar a la conciencia debido a la presencia contextual de las otras cosas que ya están allí, por lo tanto no se percibe sino que se aprecia.

Apercepción se refiere a la totalidad de las actividades conscientes implicadas en la selección e interpretación de un elemento sensorio dado. Producto principalmente de un proceso mental, la apercepción se forma y desarrolla por la educación y la experiencia durante la vida del individuo.

Donde más particularmente se refleja el desarrollo es en la acumulación de recuerdos de la experiencia pasada y en la formación de nuevos hábitos. El individuo reacciona e interpreta los estímulos a la luz de estos recursos y hábitos.

El término se encuentra en las primeras teorías de Herbert Spencer, Hermann Lotze y Wilhelm Wundt.

Apercepción según Herbart

Según Johann Friedrich Herbart, la apercepción es el proceso por el cual un agregado o «masa» de presentaciones se sistematiza (sistema de apercepciones) mediante la acumulación de nuevos elementos, ya sean dados por el sentido o producto del funcionamiento interno de la mente. Por lo tanto, enfatiza en la apercepción de la conexión con el yo como resultado de la suma de la experiencia anterior. Por lo tanto, en la educación, el maestro debe familiarizarse plenamente con el desarrollo mental del alumno, a fin de que pueda aprovechar plenamente lo que el alumno ya sabe.

En un sentido herbartiano la apercepción es la suma de todas las experiencias pasadas, ya sean sensorias o reflectivas, implicadas al atribuir significación a cualquier objeto. Herbart se refería a esta suma con el nombre de masa aperceptiva. Por lo tanto, como en cada individuo la masa aperceptiva o la totalidad de su experiencia se diferencia de la de cualquier otro individuo, la selección e interpretación del mismo estímulo serán distintos según los sujetos.

La noción de apercepción también fue examinada por A. Adler, a partir de la cual explica ciertos principios de percepción. Un niño percibe diferentes situaciones personales no como realmente existen, sino por medio del prisma de sesgos de sus intereses, es decir, de acuerdo con su esquema de apercepción personal Adler, Alfred (2011). «La Ciencia de la Vida».

Conclusión

La apercepción es, pues, un término general para todos los procesos mentales en los que una presentación se relaciona con una concepción mental ya existente y sistematizada, y por lo tanto se clasifica, explica o, en una palabra, se entiende; por ejemplo, un nuevo fenómeno científico se explica a la luz de fenómenos ya analizados y clasificados. Toda la vida inteligente del hombre es, consciente o inconscientemente, un proceso de apercepción, en la medida en que todo acto de atención involucra el proceso apercibido.

Toda interpretación por medio de la apercepción no afecta más que a la persona implicada y está limitada por su conocimiento y sus órganos sensoriales y matizada por sus necesidades. Es un acto en sí mismo. Uno jamás puede percibir plenamente algo sin apoyarse en un cúmulo de experiencias y asociaciones que le son peculiares. Por tanto, «vemos las cosas no como ellas son, sino como somos nosotros».

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario