año se comienza a aplicar la radioactividad a la medicina

PROTECCIÓN RADIOLÓGICA EN MEDICINA NUCLEAR

El plantel implicado en la utilización de material radiactivo debe proseguir siempre y en todo momento medidas de protección radiológica. Aún no se conoce con total precisión el efecto de las radiaciones, pero asumiendo que todas y cada una de las radiaciones ionizantes son probablemente perjudiciales, hemos de estar todo el tiempo en alarma en relación a los métodos de protección. Hay restricciones prácticas establecidas por las comisiones nacionales y también de todo el mundo para resguardar a los trabajadores ocupacionalmente expuestos. La racionalización de estos límites se apoya en que los usos pacíficos de la energía atómica todavía necesitan alguna exposición a la radiación y que es realmente difícil acorazar totalmente a los trabajadores. De ahí que, el plantel de medicina nuclear ha de estar todo el tiempo alarma sobre los métodos prácticos de radioprotección. Estos métodos son: distancia, blindaje y tiempo. A través de la utilización conveniente de estos 3 métodos, el nivel de radiación a que el trabajador está expuesto puede ser mantenido en un mínimo y en las restricciones recomendadas.

¿Existe radiación buena y mala?

Puede decirse que debemos tener mucho más precaución con una que con otras.

De forma comparativa, podríamos decir que el fuego es arriesgado, pero no es exactamente lo mismo una enorme hoguera que una cerilla encendida. Todo es dependiente de la intensidad del fuego, de la distancia a la que estamos del mismo y más que nada del tiempo que nos encontramos bajo sus efectos.

¿Qué es?

La radioterapia pertence a los tratamientos mucho más empleados para el cáncer y radica en la emisión de radiación para remover las células cancerosas y achicar los tumores. Puede usarse como terapia curativa o para calmar los síntomas y prosperar la calidad de vida. Hay diversos tipos de radioterapia y su decisión va a depender de cada caso específico. Se clasifica primordialmente en radioterapia externa, lo que se conoce como acelerador lineal en el que no se genera radioactividad, y radioterapia interna, famosa como braquiterapia y donde se pone la fuente radioactiva en contacto con el tumor. La radioterapia puede usarse sola o en combinación con otros tratamientos como la quimioterapia o la cirugía. La combinación entre radioterapia y también inmunoterapia está hoy en día en etapa de estudio.

El género de régimen es personalizado, con lo que es requisito que, antes de comenzar esta terapia, cada individuo asista a un desarrollo de planificación que supone una prueba de escáner por medio de la que se van a tomar imágenes del organismo en 3D. Es primordial que estas imágenes se tomen siempre y en todo momento de esta manera, conque se van a poder emplear mecanismos inmovilizadores como máscaras. Tras esto, es labor del médico acotar las áreas que tienen que radiarse y las que no.

Deja un comentario