Alergia | definicion de alergia

Nombre que se da a un estado de sensibilidad exagerada a cualquiera de una serie de diversas sustancias que ordinariamente se consideran inocuas. Las alergias se observaron y satisfaceron originariamente como reacciones desencadenadas frente a ciertos alimentos. Más tarde se descubrió que la alergia podía ser originada por diversos agentes, tales como bacterias, medicamentos, alimentos, animales, plantas y hormonas, tocados, ingeridos o inhalados por el sujeto alérgico. Ciertos casos de jaqueca, úlcera péptica y colitis parecen deberse a procesos alérgicos. Determinadas personas son alérgicas a los rayos solares, fríos o tóxicos de las bacterias que habitualmente existen en el organismo. Se estima que un 25 % de las personas es alérgica en mayor o menor grado a una o más sustancias.

La alergia puede presentarse en cualquier edad, aunque la mayoría de las personas muestran algunos síntomas de ella durante la infancia, a menudo en forma de Eczema. La reacción alérgica es similar a otras reacciones alérgicas-anticuerpo (v. Anticuerpos y agudos). En otras palabras, ciertas sustancias «extrañas» (alérgenos) estimulan en el organismo la producción de pruebas que hacen al individuo sensible a contactos ulteriores con dichas sustancias (v. Inmunidad y resistencia a las enfermedades). Muchas sustancias sensibilizadoras son proteínas. Entre los alérgenos de origen animal, los más comunes son las pieles, plumas y lanas; entre los vegetales se cuentan el polen y los hongos.

Aunque en los distintos individuos resulten tejidos sensibilizados diferentes, dando lugar a sintomatologías complejas, las reacciones alérgicas son muy similares. En cada caso, la alergia se caracteriza por edema (aumento de serosidad) del tejido afectado y espasmo de las células musculares lisas (músculos involuntarios). Los síntomas en cada caso dependen de la localización del tejido sensibilizado. Así, si la reacción se produce en la piel, el resultado será eczema o urticaria. Si el tejido sensibilizado es la mucosa de la nariz y conjuntivas, sobreviene la llamada Fiebre del hen,o, cuyos síntomas se asemejan a los de un resfriado común intenso. Si resulta afectado los músculos de los bronquiolos (túbulos pulmonares), la respiración se hace difícil y el proceso se conoce por Asma. Si se sensibiliza la mucosa del intestino, los síntomas alérgicos serán dolores cólicos y diarreas. En fin, la sensibilidad de los músculos de ciertos vasos sanguíneos del cerebro produce jaqueca.

• Alergias Por Inhalación: La causa más común de la fiebre del heno y el asma no es otra que la inhalación de alérgenos, generalmente el polen de plantas anemófilas. El 90 % de los casos de fiebre del heno es ocasionado por plantas pertenecientes a las familias de la alfalfa, la ambrosía, el pie de ánade y la a… Para seguir leyendo ver: Alergias Por Inhalación

• Alergias Provocadas Por Alimentos: Cualquier alimento es susceptible de originar alergia, pero los que con mayor frecuencia aparecen como responsables de ella son los huevos, el trigo, la leche, el pescado, las nueces, las fresas, el chocolate y los mariscos. Cualquiera de estos alimentos puede causar prurito (pic… Para seguir leyendo ver: Alergias Provocadas Por Alimentos

• Alergias Por Contacto: El contacto con ciertas plantas como las ortigas y determinadas sustancias químicas provocan en muchas personas la aparición de un brote de urticaria o de eczema. El caso es tan común que la inmunidad constituye excepción más que regla. Algunos individuos son sensibles a ciertos tipos… Para seguir leyendo ver: Alergias Por Contacto

– Prevención y cura de la alergia. La alergia es un fenómeno que todavía está muy lejos de ser del todo comprendido. Las enfermedades alérgicas no son contagiosas. Existe en ellas poca relación entre la intensidad de la causa y la gravedad de los síntomas. A menudo resulta dificil encontrar el agente causal. Las alergias son pocas veces de naturaleza psicógena. Véase Medicina psicosomática.

La mayoría de los médicos convienen en que la herencia desempeña un papel importante en la alergia. Lo que un hijo hereda al parecer, sin embargo, no es una forma determinada de alergia, asma por ejemplo, sino una disposición constitucional a contraer alergias de cualquier clase. La estadística ha revelado que la alergia es más frecuente en unas familias que en otras. Entre los padres, abuelos y bisabuelos de un niño asmático, por ejemplo, podría suceder que no se hallasen antecedentes de esta enfermedad, pero, en cambio, se ha encontrado alguno de sus antecesores que padeciera fiebre del heno o eczema o fuera sensible a los pelos de gato o algun otro alergeno. No se hereda, pues, ni la fiebre del heno ni el eczema ni el asma, sino la predisposición a contraer cualquiera de esas enfermedades. Del medio ambiente surgió sobre todo que el hijo de una familia alérgica contraiga o no alergia, así como la forma de ésta en su caso.

Los médicos aconsejan precauciones especiales para biblioteca en lo posible de alérgenos al medio ambiente de un niño hasta que se demuestre que son inocuos para él. Los alimentos nuevos deben serle administrados de uno en uno y al principio en minúsculas proporciones. La inyección directa de un alérgeno en la corriente sanguínea produce una forma particular de alergia, llamada shock anafiláctico. La anafilaxia raramente se presenta sin sensibilidad previa. Así, mientras una primera inyección de una antitoxina (v. Sueros y vacunas) de suero de caballo puede ser totalmente inocua, la segunda inyección puede resultar fatal.

Algunos tipos de alergia parecen relacionados con la secreción de una sustancia llamada histamina, debido a que sus síntomas suelen aliviarse con medicamentos que interfieren la producción de esta sustancia. Véase Histamina y antihistamínicos.

Deja un comentario